logo
HOME sitemap
Estás en: Fundación Encuentro » INFORME ESPAÑA » Informe España 2013 » Presentación del Informe

Informe España 2013

Presentación del Informe España 2013

Madrid, 23 de octubre de 2013

El día 23 de octubre tuvo lugar la presentación del Informe España 2013, con el que esta iniciativa de la Fundación Encuentro cumple veinte años de compromiso anual con el conocimiento de la realidad social en España. Intervinieron el Presidente de la Fundación Encuentro y dos de los colaboradores del equipo que ha participado en su redacción; en concreto, María Isabel Martínez y Domingo Comas.

En su intervención José Mª Martín Patino destacó que, para algunos, se perciben signos de agotamiento de algunas decisiones que los españoles adoptamos por consenso en 1977. Se habla incluso de un agotamiento de la política. "¿Ya no es posible hacer política en España? ¿Se han agotado la voluntad y las posibilidades de diálogo político?", se preguntaba el Presidente de la Fundación Encuentro. Frente a esta visión pesimista, parece detectarse un renovado protagonismo de la sociedad civil, que reivindica espacios de encuentro y de diálogo. Precisamente esos espacios de diálogo y de encuentro son los que ha intentado promover la Fundación Encuentro desde sus orígenes y el propio informe se entiende como un instrumento para el fortalecimiento del diálogo y el encuentro social.

Retomando algunas de las ideas motrices que estaban en el origen del informe de la Fundación Encuentro, José Mª Martín Patino destacó la necesidad del conocimiento complejo de una realidad compleja, la incardinación en el proyecto europeo y la participación en el debate ciudadano como claves operativas y de enfoque de la actividad del informe.

En la participación en el debate ciudadano y en el fortalecimiento de la sociedad civil desempeñan un papel protagonista las entidades del Tercer Sector, a cuyo análisis se dedica uno de los capítulos del Informe España 2013. A este respecto, señaló el Presidente de la Fundación Encuentro: "Necesitamos ONGs vocacionadas para este cambio. No basta llegar al conocimiento científico de los procesos económicos y sociales. Tenemos que llevar al ciudadano medio las razones del cambio. Hay que enseñarle a leer la realidad de nuestra sociedad. En una palabra, tenemos que impulsar la práctica del diálogo, auténtico, serio y responsable. Ha llegado el momento de despertar hacia una actitud mucho más ciudadana". De ello depende la calidad de nuestra vida democrática.

A continuación, José Mª Martín Patino hizo un breve repaso de otros de los capítulos del informe que se presentaba. El enfoque general de los capítulos, centrado en las repercusiones de la profunda crisis que estamos sufriendo, se concreta en el caso de las personas mayores en un claro aumento de su protagonismo demográfico, económico y social. El aumento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad configuran una sociedad cada vez más envejecida, pero con unos mayores con una creciente esperanza de vida en buena salud, con nuevos hábitos más saludables y más activos. La crisis económica los ha situado como elementos clave de la última red de seguridad para los miembros más jóvenes de muchas familias que han perdido su empleo y se hallan endeudados. La crisis está enfatizando la importancia de la solidaridad, pero también de un necesario diálogo intergeneracional. La situación actual y las perspectivas del sistema de pensiones constituye uno de los ámbitos primordiales de ese debate.

Respecto a los temas más generales, el Presidente de la Fundación Encuentro destacó las cinco propuestas planteadas en las Consideraciones Generales que sirven de introducción al informe como base para llegar a un diagnóstico compartido sobre la crisis:

  • 1. El camino del diálogo. Parece que una vez más nos estamos dejando llevar de la inveterada tendencia al simplismo maniqueísta; los debates sobre la crisis, en los medios de comunicación, suelen adolecer de excesiva improvisación dialéctica.
  • 2. Es necesario llevar a la práctica la política de inclusión y abandonar ya de una vez la de exclusión. No pidamos tan fácilmente dimisiones, sino mayor compromiso con la vida pública.
  • 3. Es necesario y urgente profundizar en la democratización de los Partidos Políticos.
  • 4. Urge despertarnos a una ciudadanía responsable de calidad democrática. Y
  • 5. Hay que reconstruir el consenso para poder llegar a la adaptación a las nuevas necesidades del texto constitucional.

En la Parte Segunda del informe se trata con detalle y abundancia de indicadores un tema con una amplia repercusión en la sociedad en la actualidad: el debate en torno a los horarios. El Presidente de la Fundación Encuentro afirmó que "si resulta que el horario actual es inadecuado, tenemos que tener el valor de adaptarlo a las necesidades actuales de conciliación en la vida familiar y en el espacio público". En la consecución de ese objetivo la clave parece estar en los horarios laborales, alrededor de los cuales se articula la vida social y personal. Las preferencias de los trabajadores en cuanto a la flexibilidad de los horarios laborales contrasta con un modelo de empresa y de directivo que, más allá de los pronunciamientos públicos, sigue mostrando una evidente incompatibilidad con unos horarios más sociales y más racionales.

Por último, José Mª Martín Patino hizo una breve referencia al amplio capítulo del informe donde se aborda con gran detalle el crecimiento y estallido de la denominada "burbuja inmobiliaria" y sus nefastas y dramáticas consecuencias sobre la economía española y, sobre todo, sobre determinados grupos sociales que se han visto y se ven abocados a graves situaciones de precariedad y exclusión social.

Tras la intervención del Presidente de la Fundación Encuentro, tomó la palabra María Isabel Martínez, socia de Abay Analistas, para exponer los principales resultados del capítulo dedicado a valorar el impacto de la crisis en las mujeres.

Inició su intervención destacando que en las últimas décadas, algunas de las brechas de género más significativas se estaban viendo reducidas en nuestro país, en particular los indicadores de participación de las mujeres en el sistema educativo, en el mercado de trabajo y, en menor medida, en los ámbitos de poder y de toma de decisiones. La pregunta que se plantea en el capítulo es cómo está afectando a este proceso la profunda crisis que llevamos padeciendo ya cinco años. Por lo que se refiere al mercado de trabajo, la tasa de actividad femenina ha continuado aumentando en todos los grupos de edad a un ritmo similar al que lo hizo en los años anteriores a la crisis, con la única excepción de las mujeres más jóvenes, que, ante la mayor dificultad para encontrar empleo han decidido prolongar su recorrido académico. También ha continuado la mejora relativa respecto a los hombres en el nivel educativo de las mujeres españolas. Para María Isabel Martínez %u201Cha sido precisamente el diferencial educativo de las mujeres españolas y sus mayores dificultades de acceso al empleo, reflejadas durante décadas en mayores tasas de paro, los factores que han sesgado el empleo femenino hacia las categorías superiores de educación. Las mujeres han ido ocupando puestos de media y alta cualificación en casi todo el tejido productivo, pero de manera muy especial en algunos sectores, como la sanidad o la educación, altamente feminizados y en los que el sector público tiene un peso muy alto%u201D. Precisamente por encontrarse sobrerrepresentadas en los empleos de media y alta cualificación y en el empleo público sufrieron en menor medida los primeros embates de la crisis, aunque en los dos últimos años sufren especialmente los recortes y la precarización en el empleo público. Este impacto más matizado de la crisis en el empleo femenino está en la base de un indicador que refleja la envergadura de los cambios en el ámbito laboral y social: el número de hogares en los que la persona de referencia es mujer. Así mientras que en año 1990, sólo en el 7% de los hogares la persona de referencia empleada era una mujer, en 2012 este porcentaje asciende al 39% y su ritmo de avance se ha mantenido durante el periodo de crisis.

La rapidez y solidez de los avances de las mujeres españolas en su entrada en el ámbito laboral contrasta con la lentitud observada en el trabajo no remunerado. La división sexual del trabajo está aún claramente presente en todas las esferas, pero es especialmente visible en los trabajos domésticos y de cuidados, en la distribución de tiempos y responsabilidades en el hogar. Es verdad que los hombres participan más y dedican algo más de tiempo diario al hogar, pero este avance es claramente insuficiente y no guarda simetría con el experimentado por las mujeres en el ámbito laboral. Por último, María Isabel Martínez destacó el hecho de que la mayor presencia y dedicación de las mujeres a los trabajos de cuidados tiene repercusiones negativas más allá del ámbito laboral. Son ellas las más afectadas por los recortes producidos en las prestaciones y servicios sociales, que afectan en mayor medida a las mujeres que a los hombres, ya que perpetúa su rol de cuidadoras y dificulta todavía más la compatibilización de los trabajos de cuidados con el empleo remunerado y con otro tipo de actividades. Y también se ven especialmente afectadas por las recientes reformas en el sistema de pensiones, que dificultan cada vez más el acceso a quienes tienen trayectorias laborales discontinuas y que, por tanto, desvaloriza, aún más, los episodios de tiempo dedicados a los trabajos de reproducción y cuidados.

El último interviniente en el acto de presentación del Informe España 2013 fue Domingo Comas, presidente de la Fundación Atenea, que resumió las aportaciones más significativas del capítulo dedicado a los jóvenes.

Tras destacar el decreciente peso demográfico de los jóvenes en la estructura demográfica de nuestro país, Domingo Comas puso en relación este proceso con la consolidación en la sociedad española de un modelo de juventud caracterizado por las nociones de "generación premeditada" e "hijos tesoro". "Es una generación predeterminada, porque en términos de fecundidad ha sido planificada, pero también porque, en relación con las políticas de juventud y de actitudes familiares, es la portadora de la esperanza en un futuro aplazado. A principios de la década de los años noventa, cuando las primeras personas jóvenes de la "generación premeditada%u2019 llegaron a la pubertad, este relato social ya era hegemónico y estaba perfectamente articulado". Pero el encaje voluntarista de la "generación premeditada", que se percibía y representaba como (y en realidad era) una profecía estable y progresiva, se quebró a partir de 2008 dejando al descubierto el incumplimiento por parte de las generaciones dela transición de su parte del contrato (la oferta de una mejora de sus condiciones de vida tras una inversión vital importante en formación y una adecuación a las normas básicas de control social y familiar). En palabras de Domingo Comas, la sociedad y las familias españolas no han enseñado ni han permitido en gran medida a los jóvenes tomar sus decisiones y hoy, ante una crisis económica asfixiante, les exigen que lo hagan.

La cristalización más acabada de esta manera de ser joven en España es, para Domingo Comas, el modelo español de emancipación. A este respecto señaló: "En Europa existen dos modelos causales muy diferentes del concepto de emancipación. De una parte, lo que se podría identificar como el modelo español, cuyo itinerario se inicia con la acumulación financiera para llegar a la vivienda propia y la constitución de una familia. Y, de otra, el modelo nórdico y francés, que se inicia con la autonomía residencial para, desde las exigencias de este tipo de autonomía, ir tomando otras decisiones vitales, que de manera progresiva van conformando otros fragmentos de autonomía personal, es decir, se es autónomo para elegir y decidir en lo laboral, lo económico, lo afectivo-sexual, sin el control, aunque sea la mera mirada, familiar. En cambio, el modelo español sostiene que una persona joven sólo puede considerarse emancipada cuando, tras lograr la autonomía económica, la estabilidad laboral, el reconocimiento familiar e incluso otras exigencias más íntimas, se la considera legitimada para adquirir autonomía residencial y, a partir de la misma, pero sólo a partir de ella, da el paso de "fundar una familia". La ruptura de este modelo de emancipación ayudaría a que los jóvenes se fueran convirtiendo en sujetos autónomos de decisión.

Respecto al perfil educativo de los jóvenes, es verdad que se trata de la generación mejor preparada de nuestra historia, pero también es cierto que las diferencias no son sustanciales respecto a las generaciones que tienen menos de 50 años. A este respecto, destacó Domingo Comas las tensiones inútiles a las que se somete al sistema educativo, cuando cada vez parece más evidente que las tasas de abandono escolar en nuestro país muestran una correlación casi perfecta con los períodos de crecimiento y de crisis económica.

Del mismo modo alertó de las visiones catastrofistas respecto a la tasa de paro de los jóvenes españoles. El indicador que resulta más relevante, señaló, es la ratio de parados sobre la población total joven y no sobre la población activa, ya que al ser ésta muy pequeña (la mayoría de la población de 16 a 24 años se halla escolarizada) dispara las tasas de paro entre los jóvenes. Lo cual no quiere decir que el paro juvenil no sea un problema muy preocupante en la sociedad española.

Finalmente, destacó dos aspectos claramente positivos en la juventud española actual. En primer lugar, la drástica reducción de las conductas de riesgo (particularmente las relacionadas con las consecuencias del consumo de drogas y las muertes por accidentes de tráfico) y, en segundo lugar, el carácter crecientemente cosmopolita de una juventud que les permite afrontar la emigración con unas perspectivas muy diferentes a las de los españoles que abandonaron nuestro país en los años sesenta.

A la presentación asistió una nutrida representación de la judicatura, el sector empresarial, los sindicatos, el Tercer Sector y la universidad, así como un amplio elenco de personalidades que han desempeñado cargos de alta responsabilidad en la vida política y social española.

Discurso de Maribel Martínez en la Presentación del Informe España 2013

Licencia Creative Commons

Informe España: una interpretación de su realidad social por Fundación Encuentro se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 España.

© Fundación Encuentro 2015 - correo@fund-encuentro.org